Encuentra el producto que buscas:

Fabricantes de mecha desde 1934

21/06/2021

A principios del siglo XX las mechas o mechas pirotécnicas - conocidas antiguamente como mechas para yesqueros - eran un producto muy comercializado, y se convirtieron en un artículo emblemático de LIASA. Desde el año 1934, durante la guerra civil y hasta la llegada de los años 50, fue el producto central de la producción de la compañía. Primero bajo la marca registrada "El Caballo" y luego con "La Cabra", aún vigente.

La mecha pirotécnica es un cordón de algodón, de entre siete y doce milímetros de diámetro, típicamente de color anaranjado, que una vez encendido por chispa o llama, mantiene una brasa incandescente que se aviva si se le proporciona más aire soplando o por el efecto del viento. Lo que mantiene la brasa de la mecha encendida es un producto oxidante que proporciona el oxígeno apropiado para que se mantenga incandescente.

En sus inicios, la mecha se utilizaba sobre todo para los trabajos en el campo, por su capacidad de combustión, y se distribuía por todo el territorio nacional e incluso en el extranjero. En Chile, por ejemplo, lo utilizaban para las explotaciones de nitratos; si los granos de nitrato avivaban la mecha, eran buenos; si no, no se podían comercializar.

A partir de la mecha original, se fueron creando otros productos y aplicaciones, como los encendedores de mecha, las lámparas de pábilo o los encendedores Zippo.

Esta estrecha relación de LIASA con la mecha para pirotecnia es tal que nunca se ha dejado de fabricar. Actualmente, se presenta el artículo de una manera clásica, cortándolo en trozos para el encendido de petardos. Encender un petardo con un mechero de gas o gasolina puede ser peligroso porque la llama puede encender directamente la pólvora. En cambio, la mecha encendida hace brasa, por lo que el encendido del cohete se produce poco a poco y permite tener tiempo de apartarse.

Descubre la mecha para pirotecnia de LIASA haciendo click AQUÍ.